¿Backup o sincronización en la nube?

El almacenamiento en la nube es un servicio especialmente útil, por un lado, para compartir archivos con otros usuarios de nuestra red y llevar siempre los mismos archivos actualizados en los distintos dispositivos que utilicemos y, por otro, para guardar una copia de seguridad en la nube que nos permitirá recuperar nuestros datos en caso de que algo ocurra con ellos.

Estos son dos de los usos que más se le da a la nube: la sincronización de archivos y las copias de seguridad. A grandes rasgos, ambas acciones pueden parecer iguales, y es que se basan en enviar nuestros datos desde nuestros dispositivos físicos a los servidores remotos para guardar una copia de ellos allí, pudiendo recuperar dichos datos cuando los necesitamos. Sin embargo, hay dos grandes diferencias entre ambos conceptos, diferencias que, si no las conocemos, nos pueden salir caras hasta el punto de hacernos perder nuestros datos.

Sincronización en la nube: cómo funciona

Estos servicios se encargan principalmente de que nuestros datos estén disponibles y actualizados en todos los dispositivos de manera automática, pudiendo acceder a ellos desde cualquier dispositivo, realizar cambios en los archivos y reflejar estos cambios directamente en todos los archivos de los demás dispositivos sincronizados.

El problema de utilizar estos servicios de sincronización como sistema de copia de seguridad es que si modificamos un archivo desde un dispositivo, o lo borramos, automáticamente ocurrirá lo mismo en todos los demás, incluso en la nube, pudiendo llegar a perder datos importantes.

Copia de seguridad en la nube: cómo funciona

Como alternativa más especializada a la anterior tenemos los servicios de copia de seguridad en la nube.

Este servicio está especializado en hacer copias de seguridad de nuestros datos. Para empezar, el software utilizado es mucho más completo y no nos obliga, a diferencia de las anteriores, a tener todos los datos dentro de una misma carpeta.

Si se realizan cambios en nuestro ordenador, o dispositivo, estos cambios no se llevan automáticamente a la nube hasta que nosotros lo indiquemos y, de hacerlo, normalmente se crea una copia nueva con los cambios, manteniendo las versiones anteriores de los archivos por si las necesitamos.

Estas plataformas de almacenamiento no sincronizan nuestros datos con varios dispositivos, sino que trabajan unidireccionalmente, es decir, de nuestro PC a la nube, o de ella a nuestro PC si necesitamos restaurar algún dato. Tampoco tienen opciones de compartir con otras personas, por ejemplo, ni otras funciones que, por el contrario, sí suelen estar disponibles en los clientes de sincronización con la nube.

Entonces, ¿qué tipo de plataforma debo utilizar en cada situación?

Dependiendo de qué necesidades tengamos debemos optar por un servicio y otro. Por ejemplo, si lo que queremos es una copia de seguridad fiable de nuestros datos, pero no queremos compartir los datos ni acceder a ellos desde otros sitios, entonces lo ideal sería utilizar alguna de las plataformas de copia de seguridad en la nube que os hemos mencionado antes.

Por el contrario, si lo que buscamos es una plataforma para poder sincronizar nuestros archivos, desde varios dispositivos, con la nube y poder acceder a ellos en cualquier momento y desde cualquier lugar, entonces cualquiera de los conocidos servicios de sincronización en la nube satisfarán nuestras necesidades.

No hay comentarios

Agregar comentario